21 mayo 2015

Que nadie vaya a llorar el día que yo me muera....

Que nadie vaya a llorar
el día que yo me muera.
El más hermoso cantar
aunque se cante con pena.
Que nadie vaya a llevar
ni flores ni ropa negra.
No me vayáis a enterrar
a pudrirme bajo tierra.
El más hermoso cantar
mientras mi carne se quema
luego me ofrecéis al mar
al aire o sobre la arena
o en un jardín, me da igual.
Pero cuando yo me muera
Que nadie vaya a llorar
Manuel Molina

.

06 abril 2015

Tragedia de los montañeros en Marruecos

Vergüenza, que roza lo delictivo, de los gobiernos español y marroquí en el rescate de los montañeros españoles en Marruecos. Debe haber una investigación y nombres de los culpables. Ya vale de no molestar a un rey feudal. No soy un especialista en el tema, pero se hubiese solucionado enviando unos helicópteros urgentemente y en unas horas el montañero herido estaría rescatado y a salvo de la muerte. Se han tirado más 6 días en lo alto de una piedra desde que dieron la voz de alerta y no han hecho nada por sacarlos.

25 julio 2014

Ya no tengo paciencia..... por Meryl Streep


Navegando por la red, en este caso Facebook, me encuentro una reflexión de la actriz Meryl Streep.

"Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme. Ya no dedico un minuto a quien miente o quiere manipular. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no merece mi paciencia" 
 Meryl Streep

06 julio 2014

Brillante disfraz

No me gustan las máscaras exóticas
 Ni siquiera me gustan las más caras
 Ni las máscaras sueltas ni las desprevenidas
 Ni las amordazadas ni las escandalosas.
 No me gustan ni nunca me gustaron
 Ni las del carnaval ni la de los tribunos.
 Ni las de la verbena ni las del santoral.
 Ni las de la apariencia ni las de la retórica.
 Me gusta la indefensa gente que da la cara
 Y le ofrece al contiguo su mueca más sincera
 Y llora con su pobre cansancio imaginario
 Y mira con sus ojos de coraje o de miedo.
 Me gustan los que sueñan sin careta
 Y no tienen pudor de sus tiernas arrugas
 Y si en la noche miran/ miran con todo el cuerpo
 Y cuando besan/besan con sus labios de siempre.
 Las máscaras no sirven como segundo rostro
 No sudan/no se azoran/jamás se ruborizan
 Sus mejillas no ostentan lágrimas de entusiasmo
 Y el mentón no les tiembla de soberbia o de olvido
 ¿quién puede enamorarse de una faz delegada?
No hay piel falsa que supla la piel de la lascivia
 Las máscaras alegres no curan la tristeza
 No me gustan las máscaras, he dicho.
Mario Benedetti.

22 junio 2014

Mi madre coraje

  La Angelita tenía casi 82 años, los huesos tan quebradizos como el trigo seco y tantos dolores y tan distintos que perdió la cuenta hace tiempo. Desde la muerte de mi padre, hace casi tres años, vivía sola. Era tan independiente que nunca quiso irse a vivir con ningún hijo, quizás por haber desarrollado una independencia exagerada debido a la experiencia y los palos de la vida.

  Vivía en una humilde y decente casa que se compraron con miles apuros cuando terminaron una “vará” de aceitunas al final de franquismo. De vez en cuando me explicaba como compró la casa -veinte mil duros de aquel tiempo- y como se quedó sin un puto duro. Desde muy pequeña estuvo trabajando, primero limpiando y blanqueando casas, y después cogiendo aceitunas en los alrededores del pueblo. Recuerdo que nos dejaba a los tres hermanos solos para irse a limpiar. Hace poco me confesó, entre lágrima y lágrima, lo duro que le resultaba dejar a su hijos solos para ir a ganarse un misero jornal. Crió a sus hijos sin ayuda de nadie y era ya bisabuela.

  Tenía una tele de plasma para ver a Juan Imedio en Canal Sur y una pensión de poco más de 600 euros al mes que le permitía no depender de nadie. Siempre tan independiente. Cuando le hablaban de la crisis económica se reía a carcajada llena, porque ella siempre ha estado tiesa. Cuando llegaban las elecciones siempre me pedía consejo a quien votar, aunque ella siempre hacia lo que le daba la gana. 
  Murió este viernes pasado, ayer la incineramos y llevamos sus cenizas a la Encina del Dinero,(Ver) junto a mi padre. Allí descansará con el, como era su deseo, para siempre.

Ángeles Valenzuela, conocida en Hornachuelos por la “Angelita”, quedará en mi historia como una madre coraje que fue capaz de trabajar de día y de noche para criar a sus cuatro hijos. Como dice mi hermana, era una mujer mayor pero una cabeza muy bien “amueblá” y una mentalidad mucho más avanzada que algunos jóvenes de hoy en día. Era mi madre coraje

21 junio 2014

Hasta siempre, Angelita


Se nos fue la madre que nos trajo a este mundo, la que parió a cuatro hijos como soles, la mejor luchadora para sus hijos y nietos la que sin tener estudios ha sido una gran maestra, una gran economista, una gran abogada, una gran cocinera, una gran psicóloga.
La que lo dio todo por nosotros sin tener nada para ella. La que sufría y nunca nos lo transmitía.
La mujer que nació en el 32 con una mentalidad del año 2.014. La mejor herencia que nos ha dejado es nuestra honestidad y educación. Solo nos queda recordarla con su sonrisa cuando llegaban sus nietos. Descansa en paz, Angelita 
(Ángeles Ruda)

08 junio 2014

Primarias

Estoy a favor de que los partidos elijan mediante primarias a sus candidatos para cualquier tipo de elección y que estas primarias sean lo más abiertas y participativas posible, como se hace en Italia, Francia... por decir dos países mas cercanos al nuestro. Así se le quita poder a las cúpulas de los partidos. Tendría que regularse por ley y que fuera obligatorio para todos los partidos. La única pega que le veo es que se corre el riesgo del famoseo, pero, en general,estoy de acuerdo. Es una formula más democrática y participativa. Queda dicho