Refundar Izquierda Unida

Hace unos días, el Coordinador de IULVCA, Diego Valderas lanzo la idea de proponer a la compañera Rosa Aguilar como candidata a la Presidencia del Gobierno como el “mejor activo” de IU de cara a las elecciones generales. “Ya que se trata de una persona que estaría bien vista por todos y uniría fuerzas”. Yo también soy de esa opinión. Pero antes de proponer a Rosa como candidata hay que arreglar “en la casa” algunas cosas que, en mi humilde opinión, son de vital importancia para que esta organización política sea algo en el espectro político de España.

En primer lugar en IU se tienen que abordar cambios en los líderes actuales que están en primera línea en la dirección política. Hace falta un cambio de líder y de dirigentes en todos los niveles. Que conecten con la gente y con el electorado de izquierdas que generen un discurso propio, fresco, y creíble.

Los partidos políticos, incluido IU, cuando entran en crisis, pueden salir de ella de dos maneras; una, conservadora, generando el acuerdo entre las familias para que las cosas se mantengan y, como máximo, cambiando a un personaje gris, por otro marrón; o otra valiente, saneando la organización, realizando una profunda autocrítica tras analizar las causas de la derrota o la bajada de votos, así para formular un nuevo discurso dirigido a la ciudadanía, proponiendo soluciones a sus problemas y apostando por una dirección capaz de conectar con la gente. En Izquierda Unida siempre ha prevalecido la opción conservadora.

En Izquierda Unida no debemos conformarnos con la situación actual. Si nuestro discurso hubiera sido más nítido, si nuestro discurso se enfoca hacia los problemas reales de la gente como son la vivienda, los contratos basura, los problemas reales de los jóvenes, la corrupción urbanística, el municipalismo etc... .Si nuestras candidaturas hubieran sido mejores, si hubiéramos entrado antes en la liza electoral olvidándonos de nuestras peleas internas, habríamos sido capaces de captar más votos de los desencantados del PSOE. Nuestra política en estos últimos cuatro años ha sido escasa y protagonizada casi exclusivamente por Gaspar Llamazares, sin un perfil propio y siempre a remolque del PSOE.

Además es imprescindible que analicemos selectivamente los resultados en las elecciones municipales pueblo a pueblo. ¿Dónde hemos crecido? Donde existe una verdadera organización política. Sólo hemos crecido allí donde nuestra políticas han sido consideradas por la ciudadanía útiles, allí donde hemos actuado activamente para mejorar las condiciones de vida de la gente, allí donde hemos demostrado honestidad y coherencia. También hemos crecido allá donde desde la oposición hemos demostrado ser alternativa de creíble de gobierno y allí donde gobernamos que se pueden hacer las cosas distintas a PSOE y PP, alli donde hemos estado en la calle con la gente, allá donde hemos demostrado nuestra capacidad de lucha y nuestra coherencia. En definitiva, allí donde hemos cumplido lo del hacer lo que decimos con lo que hacemos
Debemos de acabar de una vez por todas, en la forma de elaborar las listas, pensando en el pasteleo interno más que en el interés ciudadano ;una organizacion que busca sus candidatos sin tener en cuenta que deben contrastarse con los rivales ante la ciudadanía.

De esta forma, que la reflexión política debe llevar a la organización a apostar por un modelo de Estado de carácter federal, pero con un discurso propio e igual en todos los sitios. No como actualmente, que decimos una cosa en Euskadi, otra en Cataluña, otra en Madrid y otra distinta en Andalucía. Apostar por una organización de democracia cercana; de participación democrática; y de economía sostenible; apostar por el medio ambiente; etc…Para hacer algo fundamental, que es recuperar el proyecto en el conjunto del Estado y alcanzar una amplia representación en el Congreso de los Diputados .Así romperemos el bipartidismo al que nos están llevando, tanto los dos grandes partidos, como casi todos los medios de comunicación.

Con la política que Zapatero esta poniendo en práctica, no tenemos mucha posibilidad de espacio, por lo que hay que trabajar desde ya y con el objetivo de convertir a IU en un nuevo referente y como una fuerza alternativa que ilusione y que sea positiva, y que marque las diferencias con el PSOE. No podemos seguir siendo apreciados como el “hermano pequeño” de los socialistas.

Si a eso se le llama “refundar” Izquierda Unida, pues yo también creo en la refundación de esta organización, que sea el verdadero referente de la izquierda en Andalucía y en España

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo contigo en la mayoría de los planteamientos, salvo como te dije en lo de Rosa.
    A mi me gustan más los dirigentes que mantienen firmes sus convicciones, no aquellos que las cambian según vengan los editoriales esa mañana.

    Por otro lado, la formula para relanzar IU es bien conocida, el problema es el de siempre: ¿Quién pone el cascabel al gato?.

    salud y república camarada
    Juan Segovia

    ResponderEliminar