MENUDO FACISTA EL ALCALDE DE MORON

No es usual ver a un alcalde acabar un pleno silbando a los concejales de la oposición tras cantar un himno religioso. Ocurrió en Morón de la Frontera el 24 de mayo.

El alcalde, del PP, Manuel Morilla,(antiguo apoderado del torero Jesulin de Ubrique) con mayoría absoluta, silbó con los dedos introducidos en la boca y luego se dirigió a los ediles, aunque la concejal Marina Segura no recordaba ayer “qué insulto concreto” le dedicó.

Los hechos ocurrieron el 24 de mayo, en un pleno al que faltó el PSOE, y que debatía conceder el título de alcaldesa honorífica a María Auxiliadora. IU se opuso y, según Segura, lo hizo con argumentos “breves y respetuosos” a favor del laicismo. “Asistimos al pleno porque hemos sido elegidos democráticamente, y exponemos nuestras ideas con total libertad, como corresponde en un Estado democrático”, concretó. Su voto recibió las “carcajadas” del alcalde y, sigue la edil, “dijo que quienes no creen en dios son una minoría que no merece ser tenida en cuenta”.

Una vez finalizado el pleno los dos ediles de IU decidieron ausentarse porque el alcalde y el resto de la corporación iban a entonar el himno de María Auxiliadora. Al volverse de espaldas, comenzaron los comentarios, risas y un sonoro silbido con los dedos en la boca dirigido a los dos ediles de izquierdas.

“El alcalde es un fascista que no aguanta que le lleven la contraria, sin educación ni formación”, expresó ayer Segura, quien aseguró que no había recibido aún disculpas –los hechos ocurrieron hace casi dos semanas– del regidor moronense.

Leer más en La republica.es
Lo dicho: Menudo facista

4 comentarios:

  1. Anónimo7/6/08 21:31

    a todo cerdo le llegará su San Martín

    ResponderEliminar
  2. Pués creo q. ya le está llegando con los presuntos abusos sexuales...
    26-04-2010.

    ResponderEliminar
  3. 26-04 2010 en vez de anónimo corrijo a: una canaria.

    ResponderEliminar
  4. Que poco le queda a este sujeto!!
    Alimañas como esta, deben de desaparecer del mapa.
    Desde Málaga, ánimo a la gran localidad de Morón, indeseables por desgracia, se cuelan en todos lados.

    ResponderEliminar