RUDA



Hablar del Sindicato de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO es hablar de Antonio Ruda. Hablar de CCOO en un sector tan diversificado, que agrupa grandes superficies comerciales, grandes cadenas, pequeños comercios, mercados y supermercados, centros de distribución de alimentos como Mercamadrid, casinos, hoteles, restaurantes, cafeterías y bares, bingos, comercialización de productos de todo tipo. Hablar de CCOO de Madrid es hablar de Antonio Ruda.
Ruda representa ese sindicalismo abierto, autónomo, de clase, confederal que aspiramos a seguir siendo. Un hombre inequívocamente de izquierdas, autodidacta como los mejores líderes de la clase trabajadora, que ha tenido que asumir el reto de construir las CCOO aprendiendo cada día de la realidad. Desde asumir la Secretaría de Acción Sindical de la Unión de Madrid de CCOO, aprender a calcular medias ponderadas de subidas salariales de los convenios colectivos, a encabezar el fortalecimiento de nuestro sindicato en el Comercio, la Hostelería y el Turismo.
Un hombre querido, apreciado y respetado por las Administraciones y el empresariado con los que ha tenido que bregar desde el conflicto, la negociación o el acuerdo. Querido, apreciado y respetado por el sindicalismo de clase por su capacidad de sumar unidad de acción sindical al servicio de los trabajadores y trabajadoras. Y, sobre todo, querido, apreciado y respetado por los trabajadores que , ante cualquier conflicto, en el hotel Mindanao, en el Suecia, en el comercio textil, en Zara, El Corte Inglés, el grupo SIGLA, los restaurantes Wok, Leroy Merlin, Carrefour, las cafeterías del aeropuerto, las tiendas del Metro, han sabido que CCOO, con Ruda al frente, dedicarían todo su esfuerzo y buen saber hacer, para abrir las puertas a soluciones negociadas. Casisiempre las mejores pero siempre las posibles, combinando acertadamente las dos herramientas sindicales, la movilización y la negociación.
En este camino Ruda ha tenido que aprender principios básicos de chino, árabe, ruso y hasta suahili, porque todos esos idiomas y muchos más se hablan en los sectores que componen el sindicato de Hostelería, Comercio y Turismo. Un Sindicato con muchas mujeres, muchos jóvenes, muchos inmigrantes.
Ruda presenta ante el 4º Congreso del Sindicato de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Madrid, un balance excelente. Un crecimiento afiliativo del 31 por ciento en tan sólo cuatro años. Un 55 por ciento de afiliación de mujeres. 3.000 inmigrantes en la organización y una cantera de trabajadoras y trabajadores jóvenes que aseguran un futuro envidiable. Casi 2000 delegados y delegadas que representan el 40 por ciento de la representatividad sindical del sector y que nos confirman y consolidan como primera fuerza sindical, al mejorar nuestros resultados más que hace cuatro años. Estos resultados en sectores que padecen una gran precariedad laboral y donde algunas grandes empresas apuestan por un sindicalismo corporativo y amarillo que nos les dé problemas, son una magnífica base para que los trabajadores se sientan defendidos y representaos en la lucha por un empleo digno y un trabajo decente.
Antonio Ruda deja un legado sólido y ha sabido encabezar un proceso de transición hacia una nueva dirección elegida por unanimidad del Congreso encabezada por Paloma Vega que lo sabrán hacer bien porque se han formado en la escuela sindical de Antonio, pegados al terreno de la empresa.

Ruda sabe que tras este Congreso pasará a otras tareas sindicales en otro ámbito. Sólo deseo que acuda a ellas sabiendo que esas tareas serán siempre una segunda residencia, porque su casa, su familia y sus CCOO, las que él ha contribuido a crear y engrandecer siguen estando en Madrid.
Sólo deseo que en su andadura siga siendo el hombre tranquilo que siempre ha sabido pensar con la cabeza, pero también con el estómago, con las necesidades de los trabajadores, y con ese corazón que sabe cuidar los afectos con sabiduría cordobesa consciente de que esos afectos serán el mejor patrimonio, el que nos salvará, cuando todo lo demás se vaya difuminando.
Con todo nuestro afecto. Por siempre. Gracias, Ruda.
Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid.

Leído en el Blog de CCOO

4 comentarios:

  1. Estoy absolutamente de acuerdo con lo que ha dicho Javier sobre Ruda. Es de esas personas que conozco de siempre (aunque ya hace tiempo que no veo) que siempre ha peleado por los mismo, la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras.
    Muchas Gracias compañero por poner esta entrada y un besazo internauta a Ruda por enseñarnos a muchos que se podía hacer política y reirse hasta de la sombra de uno.

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien coincido con Javi Lopez sobre este hombre llamado Ruda. Por una sencilla razon ,porque nos pario la misma madre. Aunque a este tipo unos años antes que a mi.Yo me quede en esta Cordoba y el emigró a esos "Madriles" . Salud y Republica

    ResponderEliminar
  3. Un tipo grande y no solo de estatura física, que tambien, un camarada y amigo del cual nos sentimos orgullosos los que por una u otra causa hemos tenido o tenemos la suerte de conocerlo y ser sus amigos.
    Un trabajador buen representante de otros trabajadores.
    Buena madre la que ha parido tan noble casta.
    Rafa Vilas

    ResponderEliminar
  4. Manuel, imaginaba que érais hermanos, pero no tenía la seguridad.
    Como dice Vilas BUENA MADRE LA QUE OS PARIÓ.
    Un besazo.

    ResponderEliminar