Si el eco de su voz se debilita, pereceremos


Este año se cumplen ya 32 años del asesinato de los abogados laboralistas de Atocha. El 24 de enero de 1977 unos fascistas pertenecientes a "Fuerza Nueva" entraron en un despacho de abogados de CCOO, en la calle Atocha de Madrid, y asesinaron a sangre fría a cinco personas, hiriendo de gravedad a otras cuatro. Como consecuencia de los disparos resultaron muertos los abogados Enrique Valdevira Ibáñez, Luis Javier Benavides Orgaz y Francisco Javier Sauquillo Pérez del Arco; el estudiante de derecho Serafín Holgado de Antonio; y el administrativo Angel Rodríguez Leal. Resultaron gravemente heridos Miguel Sarabia Gil, Alejandro Ruiz Huertas, Luis Ramos Pardo y Dolores González Ruiz, casada con Sauquillo.
En esos días se vivieron escenas escalofriantes del domínio de la situación por parte de los militantes y simpatizantes de CCOO y del Partido Comunista, quedando nuevamente patente la capacidad de sacrificio que tanto bien haría por la estabilidad de la naciente democracia.
A los pies de la estatua El abrazo de Juan Genovés -situada en el lugar donde estuvo el despacho de abogados- hay una placa que recuerda A los abogados de Atocha. y dice lo siguiente " Si el eco de su voz se debilita, pereceremos." Vaya este recuerdo en su memoria a los que pagaron con su vida el derecho a la libertad de todos .

3 comentarios:

  1. Manolo, su voz no se puede debilitar, porque eso significaría que nuestra memoría estaría en blanco.
    Un besazo

    ResponderEliminar