Mi 23- F

Sí hay una fecha que recuerdan los españoles, esa es la del 23 de Febrero de 1981. Y si hay una fecha especial para mi, esa es la del día de hoy. Hace 29 años se encontraba el artillero, Manuel Ruda en el RAMIX 30 en Ceuta cumpliendo con el "deber patriótico", oyendo la radio, creo que era una Philips que compre en un bazar de Ceuta, preparando mi cumpleaños con los compis de la mili. De fondo se oía repetitivamente a una persona nombrando a los diputados y a continuación se escuchaba una respuesta seca “sí” o “no”. La Cadena SER retransmitía la sesión en directo. 
 El periodista que radiaba la sesión se me quedó grabado en la memoria, Luis Rodríguez Olivares. Recuerdo que era una tarde gris de invierno, desde mi ventana, en el cuartel, se veía todo el estrecho de Gibraltar. Recuerdo que soplaba en Ceuta, como casi siempre, aire de Levante. En la Philips seguía sonando la votación del Congreso, de repente la monotonía se rompió, lo que todos hemos visto y oído hasta la saciedad: voces, disparos, la voz del locutor confuso intentando explicar lo que pasaba. Pusimos la tele y pudimos ver en directo durante algunos minutos lo que estaba pasando en el Congreso. Llegó un sargento y nos quitó la tele. A partir de hay solo recuerdo el estado de preocupación que vivimos durante esas horas, la búsqueda de noticias.

 En el cuartel una cola inmensa para llamar por teléfono (todavía no había móviles) Llamé a mi novia, a mis padres, a mi hermano que vivía en Madrid y militaba en el PCE y en CCOO. Era el que más preocupaba. Ya no me separé de la radio en toda la noche. Al día siguiente pude comprar El País,(por supuesto fuera del cuartel) pude leer con más detenimiento todo lo sucedido. Todavía recuerdo la mirada desafiante que un Teniente de guardia me echó al verme con aquel periódico en mis manos

. Cumplí aquel día 21 años, hoy 23 F, 29 años más tarde cumplo 50 años. No niego que aquella noche pase miedo, mucho miedo, pero sobre todo indignación por ser uno de los episodios más tristes y vergonzantes que he vivido y, por supuesto, que ha vivido la reciente democracia en España. 

 PD: Espero no haber soltado, como dicen mis hijos, la "batallita" del abuelo cebolleta.

9 comentarios:

  1. Mis felicitaciones a tu llegada a medio siglo!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23/2/10 5:32

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo23/2/10 9:04

    Felicidades, Manolo,y que puedas cumplir otros tantos más, pero sin tejerazo de por medio.
    Un abrazo

    Juan

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. juan merino23/2/10 15:52

    El primer y punto del orden del dia felicidades por el medio siglo,el segundo por esa fecha yo era teniente,claro pero de alcalde y por el p.c.e. iva yo esa tarde cuando ya se va acabando el invierno los dias mas largo,al ayuntamiento teniamos comision de gobierno, y al pasar por una de las calle habia una imprenta de las antiguas quiza la mas antigua de la provincia y su dueño mi amigo que todavia lo es me paro desde la ventana en la calle y de pronto desde la radio que estaba celebrandose las votaciones, se oye unos tiros y de momento la musica clasica, me fui corriendo para la reunion ya estaba el alcalde y los demas miembros de la comision ellos no sabian enterado,suspendimos la reunion nos fuimos a la sede alli habia camaradas qu ya se habian enterado cojimos las fichas y no las llevamos al castillo para esconderla, en aquella fecha el secretario politico del partido esra Manuel Merino, hoy responsable provincial de cc.oo. del area de organizacion, que por cierto hace un momento me he enterado que lo estan operando desde aqui su mas pronto mejoria,de alli fui a mi casa mis padres asustado ya que habian pasado la guerra mi padre era anarquista, un hijo en tarrasa en el p.s.u.c. desde los años 60 y otro el mas chico igual,mas de una vez vio la pareja de la guardia civil llega a mi casa y noches y noches el coche aparcado en la puerta de mi casa, esa nocge di una vuelta por el pueblo estaba vacio total, me fui a la casa del alcalde alli estube hasta que salio el rey esos nos tranquilizo un poco, me fui a mi casa yo no tenia televisor, mi padre nerviosos me acoste con un pequeño transistor que me regalo mi hermano uno de las veces que venia a su casa y fue la noche de la radio, el que quiera saber mas que compre mi libro, mira que soy pedante,es una broma Manolo dile a tu hija que esa es la verdad para que la sepa y no vueva a ocurrir a mi me pasa igual yo tengo una con 16 años que te la regalo.

    ResponderEliminar
  6. Mis dobles felicitaciones. Esta es una mas de esas historias que no hay que olvidar, para que las generaciones futuras sigan luchando pacificamente por la democracia y la libertad.
    Sigo tu blog aunque no tan diariamente como me gustaría. Enhorabuena por tus artículos seguiré poniendo enlaces para que los disfrute mucha más gente.
    Salud y República compañero.

    ResponderEliminar
  7. Hola, he encontrado tu comentario y decirte que yo también me encontraba en ese momento en el RAMIX 30, pero es más, la batería III estaba totalmente preparada para salir de maniobras, junto a la legión y regulares, a la península. Estábamos totalmente equipados a la espera de órdenes. Comentarte que llevábamos tiempo preparando estas maniobras con fuego real y armamento americano. Siempre pensé que todo estaba preparado para esa fecha “ 23F”.

    Saludos

    ResponderEliminar