¡Viva Hondu... digo, vivan las Islas Salomón

De verdad que sufro con estas cosas. Bien lo sabe Dios. Cada tres por cuatro se cuela el Himno de Riego en la final de Copa Davis, despues Trillo confunde Honduras con el Salvador y ahora esquivocan a Rajoy con el Primer Ministro de las Islas Salomón. De verdad que sufro con estas cosas. Y lo llamativo del caso es que a Rajoy no se le ocurrió rectificar el error, el salió, leyó como pudo el discurso, habló en nombre de las Islas Salomón y se fue, como haría un autómata,como un zombis.En lugar de pararse y exigir una rectificación, dice muchas gracias y sigue el tío leyendo el discurso. Las Islas Salomón tienen a un figura como Primer Ministro. Un androide. No me queda más que decir adiós y que ¡Vivan las Islas Salomón!  y ¡ Viva su primer ministro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario