Los ninis


Mira que me caen mal, lo reconozco, esta nueva hornada de jóvenes políticos que yo denomino “ninis”. Joaquín Leguina les llama “Oblatos”(Dícese de aquel individuo que no ha salido del convento y en él ha trabajado y de él ha vivido.) en un articulo que podéis leer aquí.. Esos muchachos que un día empezaron en las sedes haciendo fotocopias y pegando carteles y que, poco a poco, se ven “ascendidos” en el escalafón orgánico de los partidos hasta llegar a la cúspide.
Si analizas su curriculum en (casi) todos aparece eso de “tiene estudios de…”,  que parece ser una es una constante en la clase política cuando no se ha sido capaz de terminar una carrera. Si os fijáis bien, todos tienen una cosa en común: cuando hablan le ponen ese énfasis absurdo para dar la sensación de que dicen cosas importantes, cuando tan solo dicen muchas simplezas y demasiada retorica. Todo aprendido de memoria en el argumentario del partido. Se buscan y rebuscan frases hechas del tipo: “ hay conectar con los movimientos sociales”,“hay que mirar hacia delante”, “hay que estar con la sociedad” , “ hay que escuchar más a la gente”,”Hay que salir de las sedes”.
Esa especie no es propia de un partido, desgraciadamente, prolifera en todos los partidos. Todas las organizaciones tienen sus Pajínes y Aidos particulares.
Y si cuento todo esto, es por la sensación de viejo cascarrabias que me está embargado de un tiempo a esta parte, porque en España con 50 años te jubilan y te mandan a las calderas de Pepe Gotera y Otilio en un plis plas. Cuando una de las cosas que echo en falta de la política española es la carencia de gente como Carrillo o Tierno Galván, por poner un ejemplo.
Dicho todo esto, solo tengo que decir que me gusto más con cincuenta años que cuando tenia veinte, qué le vamos a hacer y aunque ya nos va quedando poco pelo y vamos peinando canas. En fin,“Juventud, divino tesoro” que me decía don Francisco, el cura de mi pueblo cuando  era monaguillo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario