Maíllo (2)

Hay gente que durante todos estos años vio con claridad que a lo que quería dedicarse toda su vida es a vivir de la política. Ahí los ves de un cargo a otro y, como se suele decir, sin bajarse del coche oficial. Salvo excepciones es un trabajo bien remunerado, para alcanzarlo no hay que hacer oposiciones, tiene algunas prebendas complementarias( móvil, asesores, aduladores....) y no es muy exigente, salvo en lo tocante al peloteo para quien te nombró. Así que algunos vieron- ven- ahí su vida. Hay multitud de ejemplos en todos los partidos. Por eso me gusta Antonio Maíllo, porque ha sido siempre un profesor de instituto y en su tiempo libre le dedicaba horas a su militancia. Desde que milita solo ha vivido de la política un año. El tiempo que lleva de Director de Administración Local en la Junta de Andalucía. Su falta de ambición política ha sido, en el fondo, su mayor fortaleza. Espero que dure. Os dejo la entrevista que Fernando Pérez Monguió le hizo ayer


No hay comentarios:

Publicar un comentario