COINCIDENCIAS

Permítame el lector que le cuente un viejo chiste soviético. Por supuesto, no es de mi cosecha y se lo leí al fallecido Félix Bayon, en unos de sus artículos en El País. Dice que  se reúne el Comité Central del Partido Comunista de la URSS. Quieren aumentar el ingreso de divisas por turismo y deciden, después de un intenso debate, hacer un club de strip-tease. Para ello, se crea una comisión, que, durante varios años, viaja por todo el mundo, va tomando ideas y opta por copiar con todo detalle el más prestigioso club de París. Lo inauguran con gran pompa, pero no acude nadie a visitarlo. El Comité Central se reúne de nuevo para estudiar las razones del fracaso. Repasan todo con minuciosidad: ni las bebidas, ni el servicio, ni la decoración tienen nada que envidiar al club de París que les ha servido de modelo. No encuentran ningún fallo, hasta que uno de los miembros del Comité pregunta por la bailarina: "¿Tendrá ella la culpa?". "Es imposible", le responden, "la camarada hace cincuenta años que tiene el carné del Partido".

Este chiste me ha venido a la memoria cuando repasaba todo lo relacionado con la Ministra de Fomento, la Sra. Álvarez de apellido y mas conocida por Magdalena,con el monumental caos provocado por la construcción del AVE en Cataluña. La actuación del PSOE en el caso es antológica. El “prietas las filas”, el cierre de filas para defender lo indefendible y no reconocer algo tan sencillo como la asunción de responsabilidades políticas en una democracia, que se supone, ya consolidada como es la española. La consigna del Partido, desde Pepiño Blanco hasta el último militante, es el cierre de filas con la ministra. Que la llegada del AVE a Barcelona está siendo un desastre, esto no se le escapa a nadie, menos al Partido Socialista. Que miles de ciudadanos llevan semanas sufriendo graves daños en su vida cotidiana y que la receta es; todos con Magdalena.

Lo primero que se inventan; es exculpad a la ministra diciendo que eso lo proyectó el Doberman de Álvarez Cascos. Después, el presidente Zapatero, en un mitin en Málaga, sale en su defensa y va y dice: que sólo a los que trabajan mucho, como Magdalena, les surgen los problemas, como si el dilema fuera entre la actividad y la pasividad y no entre hacer las cosas bien o hacerlas mal. En el mismo mitin, la Ministra,,(encantada de conocerse) carente tanto de abuela, como de sentido del ridículo, se auto-comparó a Indalecio Prieto, Ministro de Obras Públicas en la República, un socialista que ha pasado a la historia como un buen ministro. La ministra, pasará-si es que pasa- por lo nefasto de su gestión. Y en el colmo de la desfachatez, va y dice «Antes «partía» que «doblá»-que vaya usted a saber de donde ha sacado esta expresión-. Lo remata diciendo que el lío formado contra ella es porque es malagueña y mujer. Ahí es nada Después de todo esto, me bajo a lo terrenal, a lo del pueblo 

Y me hace recordar a una Teniente de Alcalde que tuvimos en Fuente Palmera, que en las intervenciones en los Plenos-entre otras lindezas- hacia siempre, unas declaraciones parecidas. Anteponía su condición de mujer y colona(gentilicio de Fuente Palmera), por ejemplo, cuando le criticaban su gestión.No creo que Magdalena Álvarez haya copiado nada de esta edil, que soportamos durante años en la Colonia de Fuente Palmera. Lo que si es evidente es que nuestra concejala, durante todo su mandato manejó el "estilo Magdalena".Y lo que estoy seguro es que las dos tienen mucho en común . En fin, reconocer los errores políticos y dimitir cuesta un montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario