Se acabó el gañote




La austeridad que impera desde que llegó la crisis ha tenido un fuerte impacto en la celebración del Día del Pilar en los pueblos. Como saben es costumbre, en todos los cuarteles de la Guardia Civil, celebrar el día de la patrona . En casi todos los cuarteles se hacia por todo lo alto. No se escamoteaba en nada, cosa que aprovechaban algunos profesionales del gañote y de la gorra para ponerse hasta el culo de croquetas y cañitas de cerveza. Tengo que confesar que, en los años que llevo de concejal, jamas asistí a este tipo de eventos, por entender, principalmente, que era, y es, una fiesta anacrónica y más propia del pasado. En fin, son cosas mías, uno que es un poco "rarito".  Este año, según veo, en muchos sitios o, no se ha celebrado, o en los sitios que se ha festejado, la comilona ha sido más bien  austera y cortita, para desgracia de los profesionales del gaznate. Hay que reconocer que la crisis, a veces, trae cosas positivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario