Una canción para acabar el domingo

Death to my hometown” (arruinaron mi ciudad). La letra de esta canción de Bruce Sprinsteen es una marcha por una ciudad fantasma que no fue destrozada por “bombas ni cañones ni dictadores”, sino por “buitres avariciosos” que hicieron el trabajo sucio de acabar con ella, dejándola en la ruina. Springsteen quiere hablar de esas ciudades o pueblos norteamericanos donde la tormenta económica, motivada por los hombres con corbata de Wall Street que “vinieron a devorar la carne de todo lo que encontraban", ha dejado miles de desempleados, servicios públicos paupérrimos y miseria . Suena muy actual en USA y aquí . Todo un himno

 
Texto recogido de la red

1 comentario:

  1. Anónimo22/4/13 0:30

    Buena canción del Boss. La he pasado a face. Buena semana.
    Rocío

    ResponderEliminar