El Consistorio deberá pagar 223.000 euros a la promotora de Los Naranjos

IU pide que el ex alcalde Antonio Guisado (PSOE) responda con su patrimonio
 Nuevo revés para el Ayuntamiento de Fuente Palmera. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado los recursos presentados contra una sentencia del Contencioso Administrativo número cuatro de Córdoba de 10 de noviembre de 2010, por lo que el Consistorio colono deberá pagar a la empresa promotora Aina SL la cantidad de 223.000 euros por incumplimiento del convenio urbanístico firmado entre las partes en relación con la urbanización Los Naranjos.
Ese acuerdo se rubricó en 2003, siendo alcalde de la localidad el socialista Antonio Guisado. El portavoz de IU en la Colonia, Manuel Ruda, ha llamado la atención sobre el "terrible efecto" que esta sentencia puede tener sobre las ya deterioradas arcas municipales, "puesto que además de esos 223.000 euros, tenemos que devolver a Hacienda unos 500.000 euros recibidos de más en ejercicios anteriores, con lo que preguntaremos en el próximo Pleno al equipo de gobierno del PSOE cómo piensan afrontar esto", apuntó el concejal. Además, el dirigente de la coalición avanzó que su grupo pedirá que "se cumpla la normativa" y que el Ayuntamiento inicie los trámites para el que el entonces alcalde, Antonio Guisado, "asuma su responsabilidad, incluso por la vía patrimonial, en este asunto". Ruda también apuntó que tanto el entonces regidor como la promotora de Los Naranjos "eran conscientes" de que estaban firmando una situación de irregularidad.

 La sentencia del TSJA entró en el Ayuntamiento de Fuente Palmera el pasado 3 de mayo, aunque ha sido ahora cuando se ha hecho pública. El origen de esta disputa judicial está, según explicaron desde IU, en el convenio por el que el Ayuntamiento de Fuente Palmera se comprometía a ceder a la empresa un solar de 1.771 metros cuadrados para la construcción de 17 viviendas y a conceder las necesarias licencias de segregación y obras, así como a autorizar la urbanización de los terrenos. El cumplimiento del convenio no fue posible debido a que el terreno se encontraba en una zona contemplada en las Normas Subsidiarias como suelo verde y de uso dotacional. Su recalificación a terreno urbanizable fue paralizada tras la recomendación de la Consejería de Obras Públicas en el año 2006 de revisar determinados convenios urbanísticos firmados durante la etapa 1999-2003, cuando Guisado era alcalde de la Colonia.
Publicado en El Día de Córdoba