El triunfo de los mediocres

Este articulo lo he insertado en esta entrada por que considero interesante su lectura, pero no soy su autor, te pongo aquí el enlace a su sitio original por si quieres leerlo allí (http://davidjimenezblog.com/2012/02/28/el-triunfo-de-los-mediocres/


Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes o una huelga general.

 Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.

Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente. 

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan. Porque son de los nuestros.

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.
 Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un presidente que hablara inglés o tuviera mínimos conocimientos sobre política internacional.
 Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir incluso a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
 Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo trece veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.
 Mediocre es un país que no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir. 
 Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro que sin embargo encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.
 Es mediocre un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada -cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada. 
Un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que se insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.
 Mediocre es un país que ha permitido fomentado celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.

(2ªAclaración: Como me ha llegado varios correos que atribuyen  la autoria de este articulo a Forges, tengo que aclarar que yo simplemente he copiado y citado, en el titular de la entrada, el autor del  articulo. Lo he insertado en mi blog porque he creído interesante su lectura, no he buscado otro motivo. En ningún momento me atribuyo su autoría. El autor de este articulo es http://davidjimenezblog.com)

12 comentarios:

  1. ¿Es de Forges ó alguien aprovecha la firma para expresar lo que quiere?...porque así cualquiera.

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar mas de acuerdo con todo lo que escribes. Este pais necesita una gran AUTOCRITICA.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Un país que sólo sale a la calle a recibir a unos tipos que han ganado un titulo con un balón y se han llevado miles de euros por hacerlo, jugaran o no, y no se moviliza para plantar cara a un desgobierno que está sangrando a impuestos y recortes al pueblo, un país así, es asquerosamente mediocre.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo23/7/12 9:11

    No hay mayor signo de mediocridad que buscar notoriedad con el mínimo esfuerzo, como has hecho tú atribuyéndote un artículo que no has escrito.

    El artículo es del periodista y corresponsal David Jiménez, y lo escribió en su Blog el 28 de febrero de 2012.

    http://davidjimenezblog.com/?s=el+triunfo+de+los+mediocres

    ResponderEliminar
  5. Sr. Anónimo,yo no me he atribuido en ningún momento ningún articulo y menos este.Veras que en el titular del Post he puesto el autor, yo simplemente lo he copiado y lo he insertado en mi blog, si revisas la web está en muchísimos blog de la red.Te esquivocas si yo busco notoriedad,como dices , tú si que buscas el insulto.

    ResponderEliminar
  6. Milagros Vecino23/7/12 14:33

    Pues sería bueno saber de quien es el artículo para que la persona que lo escribió reciba sus justas CONGRATULATIONS, porque no puedo estar más de acuerdo el él, o ella.
    Thanks a lot my dear!

    ResponderEliminar
  7. Damián Díaz Pérez23/7/12 18:44

    El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios.La nº 9 define lo que se pretende con la campaña de intoxicación eleborada por los poderes fácticos y secundada por un sinfín de colaboradores, pero con un fallo: Todos difunden el mismo texto, el del periodista E. Forgés.Pero fijémonos en que es Forgés no Forges y es periodista, no humorista como intencionadamente deja caer algún sitio para darle más credibilidad a lo que se dice.Estrategia nº 9.- Reforzar la autoculpabilidad:Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable de su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con este comentario sensato, pues además de que lo que dijera Chomsky, la manipulación es extrema, pues lo "mediocre" no sólo no tiene por qué ser malo, sino que puede ser positivo, como lo es la "mediocridad de oro" (mediocritas aurea: ne quid nemis: en nada demasiado). La mediocridad es sensatez, equilibrio, y lo que se hace en ese artículo de manipulación es sembrar fatalismo y desmoralización: llegar al campo de batalla y rematar a los heridos para que no sufran; mejor curarlos.

      Eliminar
  8. Damián Díaz Pérez23/7/12 18:46

    El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios.La nº 9 define lo que se pretende con la campaña de intoxicación eleborada por los poderes fácticos y secundada por un sinfín de colaboradores, pero con un fallo: Todos difunden el mismo texto, el del periodista E. Forgés.Pero fijémonos en que es Forgés no Forges y es periodista, no humorista como intencionadamente deja caer algún sitio para darle más credibilidad a lo que se dice.Estrategia nº 9.- Reforzar la autoculpabilidad:Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable de su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución.

    ResponderEliminar
  9. Martin John20/9/12 10:50

    Manuel, puede que sólo hayas citado (larga cita no hay duda), pero en SEO le ganas a David y apareces el primero en búsquedas google. Lo elegante, creo, sería hacer un comentario sobre el artículo, con tu opinión y un enlace para que los que llegan por esas búsquedas lo lean en la propia web de David. Si no es así te estás aprovechando de un trabajo ajeno y drenando visitas al autor. Son las normas de la netiqueta y del sentido común. Un afectuosos saludo

    ResponderEliminar
  10. Mediocre es el contenido de este artículo que, para más inri, suplanta la personalidad del conocido humorista. Solo he necesitado leer dos párrafos para darme cuenta de que el populismo que encierran estas lineas no casa con las opiniones a que nos tiene acostumbrado Forges. Esto, como digo, me suena a populismo de derechas. Estoy muy de acuerdo con el comentario de Damián Díaz: por desgracia cada día se extiende más como una negra mancha de aceite la idea de que los culpables de la crisis somos los que más la sufrimos, o sea, los pobres desgraciados de siempre.

    ResponderEliminar
  11. totalmente de acuerdo con el artículo de Daviz Jiménez, el problema es que hay mucho fanatismo político que les ciega a algunos y les impide ver la realidad.
    http://youtu.be/q9KgyzHA8hg

    ResponderEliminar