A veces llega un momento en que te haces viejo de repente…

Así empezaba una canción de los Celtas Cortos, dedicada a esos jóvenes que se han cansado de luchar,a esas personas que en algún momento de su vida se han sentido defraudadas, desilusionadas por la vida. Sin ganar de vivir o con ganas de morir, como dice la canción. La letra de la canción habla, en concreto, de los problemas  de nuestros jóvenes, del alcohol y las drogas..... Hoy día bien podría entonarse de nuevo, porque son muchos los jóvenes que, en este momento, les lleva al desanimo, por la crisis, por la situación económica, por la falta de trabajo.....En fin, la vida se compone de atropellos, de desánimos, de heridas ,de frustraciones,  de puñaladas traperas.... Pero lo mejor de todo es la capacidad de reacción de  nuestro cerebro, el cuerpo humano lo asimila todo. Por eso la mejor receta es la  pelea  y la lucha diaria, aun sabiendo que no hay premio al final del camino, que no te toca el "gordo", ni terrenal, ni celestial, sólo está la conciencia de cada uno. Esta entrada, me parece, que me ha salido un poco cursi y  derrotista, pero tenia ganas de decirlo y quitarme de encima  el desanimo de hoy y que mejor sitio que aquí , con esta preciosa canción de los  Celtas Cortos. "La senda del tiempo"

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario