Cuando escriba mis memorias....


Todos somos producto de nuestras propias contradicciones. Con esto de gobernar en Andalucía salen casos y ejemplos que claman al cielo. Hay cargos en la administración andaluza que son compatibles con ser dirigente dentro de la organización, cosa que yo no critico, pero cuando intervienen sueldos públicos, la cosa es ya muy diferente, radicalmente distinta. Lo critiqué cuando lo hizo o lo hace el PSOE , como comprenderéis no me lo voy a "tragar", y menos a mi edad, cuando lo hace gente  de la organización en la milito. Es que estar por la mañana con la corbata, en el despacho oficial, y por la tarde en las manis lleva consigo algunos inconvenientes y bastantes contradicciones. Decía mi abuelo que no se puede segar a dos manos, no se puede sorber y soplar a la vez. Si estás como cargo en la Junta- es decir, gobernando- luego no puedes usar ese mismo papel para hacer oposición a la misma administración donde tienes el despacho, so pena que seas un lince en el arte del "regate". Hay algunos que no saben vivir sin un pitraquillo y, claro, les llega a pasar estas paradojas. Luego hablarán de la desafección o el desapego. Cuando escriba mis memorias lo escribiré con más detalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario