Noches de boda

Todos pedimos que a partir de hoy, en este nuevo año, que todas las noches sean noches de boda, y que todas las lunas sean lunas de miel. Como canta Sabina en una de sus grandes canciones. Aunque visto lo ocurrido ayer en Málaga, con el hombre quemado a los bonzo, va ser algo complicado. La primera en la frente. Tiene, esta canción, algunas frases autenticamente antológicas, como "que el fin del mundo... te pille bailando", simplemente brillante. O "que no se ocupe de tí el desamparo,que cada cena sea tu última cena, que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena. O aquella de: "que no te compren por menos de nada, que no te vendan amor sin espinas, que no te duerman con cuentos de hadas, que no te cierren el bar de la esquina". Una de las mejores formas que conozco para desear cosas buenas a alguien con esta ranchera. Lo dicho, un deseo para este año, que todas las noches sean noches de bodas. Como los toreros  ¡va por ustedes!



No hay comentarios:

Publicar un comentario