SE VAN LOS BUENOS

Se van los buenos, Se van los mejores. Ha muerto Carlos Llamas el periodista de la Cadena Ser. Ha muerto con 52 años. Desde hace mucho tiempo no veo la tele por la noche, tengo la (sana) costumbre de ponerme en el ordenador, leer, etc. mientras escucho la radio , siempre escuchaba a Carlos Llamas, en la Cadena SER. Me gustaba de este periodista su ironía, su voz grave pero potente, su socarronería, su militancia zamorana y rojiblanca.(como disfrute la noche con Joaquín Sabina o la entrevista de J.R. de la Morena). Sabía que tenía un cáncer, estaba muy enfermo. Le escuche cuando regresó después de unos cuantos meses sin estar en la radio, se puso de nuevo ante el programa, la voz ya no era la misma. Hora 25 fue, con su voz y en su manera de ver la información, un programa de radio y mucho más: era una guía para comprender lo que sucedía en la España actual. Era lo antagónico al periodismo de la caverna ,era lo opuesto a tantos mercenarios de la crispacion,que hay hoy en día en la radio española. Sin conocerle, pero después de muchísimas noches escuchándole la sensación que tengo de el, es que era un tío legal. Alguien ha dicho que Carlos Llamas era como un Fernando Fernán Gómez de la radio, capaz de convertir una pregunta simple en un comentario complejísimo. Carlos representaba la integridad y el compromiso intelectual del periodismo . Hasta siempre . te hecharemos de menos.

3 comentarios:

  1. La verdad es que como dices ha sido un mazazo. Pese a lo que muchos creen últimamente lo contrario, yo también soy oyente de la ser y de hora 25, ahora un poco menos, porque la verdad es que el programa sin la voz de Carlos LLamas, sin su ironía y sin su integridad para decir lo que piensa ha perdido mucho. Triste es saber que ya nunca le recuperaremos para las ondas y que nos tendremos que acostumbrar a irnos a dormir sin que su voz grave nos acompañe por las noches.
    No es que se vayan sólo los buenos, es que cuando se van se sabe que se les echará en falta.

    ResponderEliminar
  2. El asistente del mariscal Zhukov6/10/07 13:14

    Era anti-estrella de la comunicación (Y ejercía)tenia los pies en la tierra. Hacía los informativos como nadie. Enseñó a una cosa fundamental en la radio: las noticias no hay que leerlas, hay que explicarlas. Dicho de otra forma, cuando estás leyendo esas noticias, tienes que sacarlas a través del micro como si las estuvieras explicando, como si se las contarás al oyente que tienes al otro lado. Era distinto, totalmente. El era el moderador pero muchas veces a la vez tertuliano, se situaba en medio del saber y la inteligencia de Carlos Mendo y la brutal ironía de Miguel Ángel Aguilar.

    ResponderEliminar