El último trago de Chavela Vargas

Se fue la chamana, la gran dama. Se fue Chavela Vargas. No se me ocurre mejor ni más bonito elogio para esta mujer que  la canción que  le dedicó Sabina en El Bulevar de los sueños rotos: "dama de poncho rojo, pelo de plata y carne morena; mestiza ardiente de lengua libre, gata valiente de piel de tigre, con voz de rayo de luna llena".
 Descanse en paz, "La paloma negra de los excesos".Hasta siempre "Macorina". Hasta pronto.... que nos tomemos el último trago

No hay comentarios:

Publicar un comentario