Juramento y objeción



    El vídeo de Médicos del Mundo es magnífico y acertado. Hay cuestiones que son básicas, ya no solo como ciudadanos, sino como seres humanos. La solidaridad es una de ellas. Si tú estás en Londres y te da, por ejemplo, un jamacuco, lo mínimo que exiges es atención médica. Pero hay una cuestión, como es la objeción, que no la tengo tan clara. Por ejemplo: ¿Un funcionario público puede negarse a cumplir las normas, instrucciones... de un gobierno legítimo y democrático o de una ley aprobada por un Parlamento elegido en unas elecciones libres? ¿ Un empleado público, alegado objeción, puede negarse a cumplir una ley en un Estado de Derecho? La posición de los médicos y personal sanitario es respetable, pero si todos los funcionarios públicos se declararan objetores con las leyes con las que no están de acuerdo, ningún país podría funcionar.  Maestros que se resisten a dar determinadas materias, médicos que se niegan a practicar abortos, jueces que se niegan a casar a homosexuales, Arquitectos que no hacen determinados proyectos, y así sucesivamente. Sería un caos. No sé, pero hay cosas que no las tengo tan claras, quizás sea mi ignorancia en estos temas tan complicados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario