Agarrados al sillón

Acabo de encontrar esta reliquia  que se llama“Sillón de mis entretelas, mi despachito oficial, quieren dejarme a dos velas, ¡a un Director General!”,  cantaba en Forgesound,  un disco de Luis Eduardo Aute y Jesús Munárriz (de 1976) homenaje al humorista Forges. Todos recordamos sus viñetas con esos rancios burócratas, con sus puros, apegados al cargo, agarrados a su sillón como una lapa, reflejo de toda una época. Un tiempo que no ha concluido, siendo sustituido por una nueva generación que incluye a nuevos  acaparadores de cargos, de “culos inquietos” que me decía un buen amigo, ya sin los puros que pintaba Forges y más delgados(algunos), que no paran en el mismo cargete salvo el tiempo indispensable para encontrar otro diferente. Algunos, todo ejemplo de "altruismo" y vocación, dirigentes que mueren por el pueblo, que se sacrifican por todos nosotros. 


Sillón de mis entretelas
 Me quieren quitar el cargo, yo no me largo;
 este chollo no lo suelto,
 me lo he ganao.
Tanto años asintiendo
 y hasta aplaudiendo
y ahora vienen a decirme que me han cesao.


 Sillón de mis entretelas,
mi despachito oficial,
 quieren dejarme a dos velas
 ¡a un director general!
Me quieren echar afuera,
arrojarme al arrabal.

 ¡Qué puñalada trapera del Boletín Oficial!
 Aferrao a mi butaca como una lapa,
 a mi nadie me despega de este sillón.
 Es mi madre y es mi esposa,
 será mi losa;
 ya me he untado en el trasero
 Sinteticón.

 Sillón de mis entretelas,
 mi despachito oficial,
quieren dejarme a dos velas
¡a un director general!
Me quieren echar afuera,
 arrojarme al arrabal.

 ¡Qué puñalada trapera del Boletín Oficial!
 A mi me han nombrao a dedo
 y aquí me quedo
por los siglos de los siglos amén Jesús;
 no me mueven de este trono
 que tengo abono,
hasta el día que la espiche de un patatús.

 Sillón de mis entretelas,
 mi despachito oficial,
quieren dejarme a dos velas ¡a un director general!
 Me quieren echar afuera,
 arrojarme al arrabal.
 ¡Qué puñalada trapera del Boletín Oficial!

letra y música: Luis Eduardo Aute-Jesús Munárriz

No hay comentarios:

Publicar un comentario