¿Banco malo o estafa?



Los bancos prestaron dinero a empresarios, promotores para que hicieran promociones de pisos y viviendas. La gente compraba sus pisos, unos para vivir, otros para especular, pero funcionaba el denominado boom inmobiliario, que convirtió a España en la octava potencia mundial, decían algunos ilusos. Aquí, con buenas relaciones con las banca, cualquiera era empresario/promotor de la construcción. Pero estalló la burbuja en el ladrillo. Los promotores empezaron a no vender los pisos construidos y al no pagar el banco se quedaba con las viviendas y con  promociones enteras. Entonces los bancos se encontraron que tenian muchas propiedades, pisos, locales... que no podian vender, puesto que ya no costaban, ni mucho menos, la cantidad que prestaron en su día a los promotores.
Después del estallido del ladrillo, al cabo de varios años y de desmentirlo en muchísimas ocasiones, el gobierno decide, ahora, crear el llamado  banco malo. Con el dinero de los impuestos de todos los españoles, dicho banco, comprará todas esas propiedades que la banca no ha podido vender al precio que prestó en su día y, así de esa manera tan sencilla, salvan el culo y las cuentas de los banqueros. El banco malo será una ruina de negocio y jamas tendra beneficios, pero eso poco importará, el dinero lo han puesto los españoles con sus impuestos, no los banqueros, a los que se les ha vuelto a regalar una cantidad descomunal de miles millones de euros por quitarles del medio el marrón del ladrillazo. Teníamos una deuda pública de las más bajas de Europa y ahora, por alimentar ese pozo sin fondo, la tenemos de las más altas. Estamos ante la tan manida frase de "privatización de los beneficios, socialización de las pérdidas" , pero solo para los poderosos. Otra fórmula para seguir estafando, si ya lo hacían los bancos"buenos" imagínense los malos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario