23-F

Sí hay una fecha que recuerdan los españoles, esa es la del 23 de Febrero de 1981. Y si hay una fecha especial para mi, esa es la de hoy. Hace 37 años me encontraba en el RAMIX 30 en Ceuta cumpliendo con el "deber patriótico", oyendo la radio, creo que era una Philips, que todavía conservo, que compré en un bazar de Ceuta. Recuerdo que era una tarde gris de invierno, desde mi ventana, en el cuartel, se veía todo el estrecho de Gibraltar.

 Recuerdo que soplaba en Ceuta, como casi siempre, aire de Levante. En la radio seguía sonando la votación del Congreso, de repente la monotonía se rompió, lo que todos hemos visto y oído hasta la saciedad: voces, disparos, la voz del locutor confuso intentando explicar lo que pasaba. Pusimos la tele y pudimos ver en directo durante algunos minutos lo que estaba pasando en el Congreso. Llegó un sargento y nos quitó la tele. A partir de hay solo recuerdo el estado de preocupación que vivimos durante esas horas, la búsqueda de noticias . No me separé de la radio en toda la noche.

 Cumplí aquel día 21 años, hoy 37 años más tarde, cumplo 58. No niego que aquella noche pase miedo, mucho miedo, pero sobre todo indignación por ser uno de los episodios más tristes y vergonzantes que he vivido y, por supuesto, que ha vivido la democracia en España.

 A todos ¡Gracias! por molestaros en felicitarme por tierra, mar y aire. No se me ha ocurrido otra cosa que soltaros este rollo de abuelo cebolleta y enviaros una canción como abrazo. Es para vosotros.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario