Homilía dominical

Tengo claro que hay corrupción en España, es evidente; de lo que no participo, y no estoy de acuerdo, es con la creencia general que este país todos los políticos son iguales, unos malvados, corruptos, que se llevan el dinero a espuertas, etc, etc,..... No creo en una satanización de la política, que está llena de seres perversos, mientras que los ciudadanos de a pie somos unos seres inmaculados y unos angelitos celestiales.
He vivido en la política , no de la política, y me he encontrado políticos absolutamente honrados, que estaban, están, por ideas, por servicio a los ciudadanos o a su pueblo; tambien me he encontrado sinvergüenzas que no han dado un palo al agua que utilizan la política para sus intereses personales o su salida laboral
 Cuando en un país como, por ejemplo Suecia, los mismos ciudadanos por tirar una simple colilla al suelo te echan la bronca y aquí lo vemos como una cosa normal. Algo no funciona bien.
La corrupción nace en los ciudadanos, los políticos son solo un reflejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario