Que no te la den con queso.

Una vez un viejo bodeguero sanluqueño me dijo el origen de la expresión que utilizaban antiguamente los bodegueros en la zona de Jerez y Sanlucar. Cuando intentaban vender un vino malo, ofrecían a los clientes una tapa de queso. El queso tiene una proteína que hace que no puedas disfrutar tan bien de los aromas y sabores, de tal manera que cualquier vino, aunque sea malo, sabrá como si fuera uno excelente. 
 Por eso, cuando te tomes un vino o andes por la vida, que no te la den con queso.
A vuestra salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario