Yo de mayor quiero ser, mejor que ministro, exministro

Según confirma todos los medios informativos la exvicepresidenta económica del gobierno de ZP, Elena Salgado entraría a formar parte del Consejo de Administración de Chilectra. Esta sociedad es la que Endesa articula buena parte de su actividad en Sudamérica. Dado que Chilectra se encuentra radicada fuera de España, dice la ley que necesitará, en este caso, permiso del Gobierno del PP, supongo, que no habrá problema. Ya se sabe, hoy por ti, mañana por mí.

Además de Salgado, que no la única política en "trabajar" para  un cargo similar, ya que José María Aznar trabaja como asesor de Endesa y Pedro Solbes como consejero de Enel. Además Felipe González es consejero de Gas Natural, Miguel Boyer consejero de Red Eléctrica Española, Luis Carlos Crossier consejero de Repsol y Josu Jon Imaz presidente de Petronor. Abel Matutes e Isabel Tocino trabajan como consejeros en el Banco Santander y Rodrigo Rato es presidente de Caja Madrid…( la lista continua) 

El caso de Salgado estaba cantando, con mucha antelación dijo que no continuaba en política, ni  se presentaba a diputada, no sabemos si ya tenía amarrado este empleo,pero no hay que ser muy fino para adivinar  que si tenía atado y bien atado esta nueva ocupación, sobre todo, por la rapidez del anuncio. Pero lo que si está claro es aquí tenemos el gran motivo por el cual algunos políticos del "bipartito" no se atreven -o mejor dicho, no quieren - meterse con los grandes bancos y las multinacionales de este país. Aspiran a formar parte de sus consejos de administración y ganarse una jubilación de lujo. Elena Salgado es el último ejemplo, pero no el único, ni el último. Y que no se engañe nadie, las empresas no los eligen por su preparación, o por su capacidad de trabajo. Los eligen simplemente por los contactos e influencias que han adquirido mientras gobernaban. Y lo más escandaloso,ahora se explica la obsesión por las impresionantes subidas del precio de la electricidad. Agradecidos por la ayuda a sus bolsillos, vemos que los grandes empresarios son buena gente y contratan a los más “expertos” o-quizás- a los más sumisos. La indecencia es notoria y palpable, ya no hace falta disimular, ni esperar 2 años.

1 comentario:

  1. Anónimo6/3/12 21:50

    Ha demostrado que era uno de los suyos

    ResponderEliminar