Verdades y mentiras del PER

Duran en el " bar" 
Desde su suite de lujo del Hotel Palace, Duran i Lleida ha dicho:( mourinhismo en estado puro) “que mientras los payeses catalanes no pueden recoger la fruta por los bajos precios,en otros sitios de España, con lo que damos nosotros de aportación conjunta al Estado, reciben un PER para pasar una mañana o toda la jornada en el bar del pueblo” "No me meto con el pueblo andaluz, ni con ningún pueblo del Estado Español, sólo defiendo lo que es nuestro, que para eso me pagan, para eso me han elegido".

 Con esto, este hombre solo ha contribuido, una vez más, a crear más catalonofobia y a contribuir a la “buena fama” de los catalanes en Andalucía y ofrecer una imagen distorsionada de Andalucía. Con su palabras que quiere decir, que hay gente que vive del cuento, que prefiere cobrar el subsidio a trabajar, pues si, pero casi en la misma proporción en Andalucía que en cualquier parte de España, incluida Cataluña.
Jornaleros en el bar, después de cobrar el PER
Que quiere decir que en el PER hay fraude, debemos darle, en parte, la razón. Habría que erradicarlo, como habría que perseguir los más de 200.000 millones de euros que escapan al control de Hacienda en España.De eso no dice nada.

 El PER se creó en 1984, tras el empleo comunitario, para resolver un problema social: un ejército de jornaleros sin tierra y sin trabajo, que además no podían entrar como parados en el sistema general. Y sobre todo, para no hacer una reforma agraria, el gobierno de Felipe no expropió ni una sola maceta, al Gobierno de González le salía más barato el PER que aplicar la prometida reforma agraria.(La Junta instaló en todos los  pueblos paneles informativos sobre la reforma agraria)
 A continuación podéis leer un artículo que ha sido publicado en algunos medios hoy y que me parece bastante esclarecedor:
 VERDADES Y MENTIRAS DEL PER 
NO ES UN SUBSIDIO
 Es un fondo para obras municipales
Hay que distinguir entre el Programa de Fomento de Empleo Agrario (antes PER) y el subsidio por desempleo para los jornaleros. El primero existe también en Castilla-La Mancha, Murcia o Valencia. El segundo, no. El PER consiste en que el Estado destina un fondo anual (en Andalucía, 142,9 millones este año más 4,7 que aporta la Junta) para que los ayuntamientos hagan obras y contraten a jornaleros en paro. El dinero va a los consistorios, que presentan sus proyectos de obras a los directores provinciales de Empleo para que los aprueben. A priori reciben el 70% y el resto al acabar las obras y justificar los contratos hechos. Si no, deben devolver el dinero. A andaluces y extremeños esos contratos les sirven para completar las peonadas que necesitan para cobrar el subsidio. 
NO TODOS LO COBRAN 
El subsidio depende de jornales y renta 
El jornalero no tiene derecho a paro. En 1986 se creó un subsidio para los andaluces y extremeños que reúnan 35 peonadas al año y con renta inferior a 7.696,8 euros anuales. Solo pueden contar los días trabajados en obras del PER los mayores de 35 años o con cargas familiares. En Andalucía lo cobran unos 250.000 de los 470.000 jornaleros y ronda entre los 426 euros mensuales y los 569. Cobrar el paro y trabajar se sanciona Como cualquier prestación por desempleo, no se puede compatibilizar con un trabajo (salvo los mayores de 52 años y siempre que sean contratos cortos del sector) ni con otra prestación. Es la Inspección de Trabajo quien lo controla y las sancionas van de uno a seis meses sin subsidio o la retirada definitiva del mismo. En 2010, la inspección sancionó a 1.609 andaluces de todos los sectores por trabajar cobrando el paro. El subsidio agrario se pierde si el jornalero se muda a otra comunidad o cambia de régimen. 

Hoy conviven tres tipos de prestación 
Hay tres tipos de subsidios para jornaleros. Unos 133.000 afiliados al régimen agrario antes de 2005 reciben, si logran 35 peonadas al año, 426 euros al mes fijos. Si trabajan más cobran lo mismo. En 2002, el decretazo del PP quitó este subsidio y creó un paro para los jornaleros de todo el país que lograran cotizar 360 días en 6 años. En el campo solo se cotiza el día trabajado. La campaña media dura un mes y el jornalero solo cotiza los 22 días laborables. Hay 4 o 5 meses sin campañas. Los sindicatos veían inviable reunir esas peonadas y convocaron una huelga general. El PP restituyó el subsidio a partir de las 35 peonadas pero con dos cambios: se cobra más cuantos más días se trabaja (hasta 569 euros) y solo se podía recibir seis veces en la vida. En 2005, el PSOE eliminó ese límite pero mantuvo la cuantía variable según los días trabajados. Así cobran los que se han incorporado al campo desde entonces, otros 130.000. El subsidio fijo tiende a desaparecer. También se mantiene en toda España la prestación para los que logren 360 días en 6 años pero la cobran muy pocos. La integración en enero del Régimen Agrario en el General, una histórica reivindicación del sector, no cambiará el paro. Solo permitirá que el jornalero cotice, para su jubilación, todos los días que está contratado y no solo los que trabaja. Los laborables el empresario le descuenta la cuota de su nómina y el resto la paga él del sello del campo.
 DOS REGIONES 
Más agricultores y campañas cortas Cuando el Gobierno de González crea el PER, Andalucía y Extremadura tenían una economía basada en la agricultura, un sector sin derecho a paro y sin trabajo al menos los meses de verano. Además, en otras comunidades los fondos del PER se usan no solo para obras sino para contratos más largos en industrias del manipulado y las conservas. Más de la mitad de los 813.102 trabajadores agrarios son andaluces. El Estado siempre ha aportado fondos para el sector mayoritario de cada comunidad autónoma como las reconversiones de la automoción en Cataluña, la minería en Asturias o los astilleros del norte. 

2 comentarios:

  1. Hay que recordar que el Psoe ha aprobado que el regimen agrario pase a mejor vida desde el 2012 los trabajadores agriculas y jornaleros pasarán al regimén general con lo que estos trabajadores se pueden ir agarrando los machos

    ResponderEliminar
  2. Cosa que yo estoy de acuerdo, lo que no estoy de acuerdo es que el Régimen agrario es un sistema cuasifeudal, eso lo que opino SR Anonimo

    ResponderEliminar