La "celebración" de Los Santos

Hace unos días me preguntó alguien (no se sí con buena intención) ¿Que si yo celebraba el día de Los Santos? Mi repuesta fue clara:"yo no "celebro" el día de Todos los Santos, y digo celebro, porqué este día no hay nada que "celebrar”. Sólo hay que tener memoria y respeto por las personas que, lamentablemente, se nos han ido, pero para eso no hace falta señalar un día en el calendario. Por tanto, hoy es un día de recuerdo a los muertos por parte de los vivos, no es una celebración o un acto social. 

 Siempre lo decimos cuando llega éste día que no hace falta que se señale un día del calendario, porque hay que recordarlos siempre. Si bien esto es cierto, tampoco no está de más que al menos un día al año les recordemos especialmente a los propios. A los que eran los nuestros. Nada podemos hacer cuando alguien ha fallecido que no sea ponerles unas flores en la tumba o rezarles los que crean en Dios o sean creyentes. Para mí, no hace falta nada de eso, pero lo digo desde el más absoluto de los respetos para todos los que creen. Nunca he ido al cementerio en este día, ni iré. Lo que no me gusta de este día ver la gente en masa a los cementerios. Me molesta pensar que la gente sólo va porque este día así lo "manda", o que solo acuden, en días como hoy, porque "es la tradición". Me molesta ver todo el negocio alrededor del dolor y de  la muerte.

 Por tanto, no me hace falta ir solo como un "acto social o para que me "vean". Sencillamente solo hace falta que se mantenga viva la memoria de los nuestros y tener claro que  debemos de seguir su ejemplo lo poco o mucho que nos quede de vida.

 Para terminar, en este (puto) año se han ido dos personas que eran dos seres muy queridos por mí, dos personas buenas de verdad. Los que me conocen saben quienes son. A ellos va dirigido esta entrada y el recuerdo al notar su ausencia en un día como el del hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario