Tiempo de Reflexión

Termina la campaña electoral , hoy  es el día de reflexión. El domingo se abre el melón. Recuerdo el año 1977 como pasé mi  primera "jornada de reflexión" de mi vida. Aprendí, por un amigo/camarada, que la idea de este día es copiada de Francia. Pero me dijo una cosa que se me quedo grabada para los restos; dijo algo así: ¿Qué mier... tenía que reflexionar, después de tantos años sin votar y de humillación fascista?. Desgraciadamente, aquel compañero ya no está entre nosotros y aquel día no pude ejercer ese derecho porque votaban los mayores de 21 años y yo solo contaba con 17.

 Pero a lo que iba.Termina esta campaña electoral, con la gente preguntándose si se está dando un salto al vacío. Las noticias apocalípticas sobre primas de riesgo, la crisis  del euro en Europa, el déficit, la deuda,el paro…… nos están encendiendo todas las alarmas. Hemos visto , estos días, la caída de dos presidentes de gobierno europeos elegidos en las urnas (Berlusconi y Papandreu) y su relevo por tecnócratas nombrados (a dedo) en Bruselas, con la autorización del BCE y la pareja de hecho, Merkel – Sarkozy. Un cambio sin el peaje democrático de las urnas. 

 En España, dirán con ironía, algunos, al menos vamos a elegir al presidente en las urnas. Pues sí, pero “manda huevos” que a pocas horas de que se abran las urnas, todavía no sepamos a ciencia cierta qué medidas urgentes tiene pensado hacer quien está llamado a ser presidente del Gobierno.

Los debates de la campaña electoral, como siempre, se han polarizado a nivel de  televisión y de  prensa. Por ello, a un día de la votación, creo interesante reflexionar sobre los tres partidos, que en mi opinión, están llamados  a ser los que más votos obtengan y, por tanto, decidan que políticas se puedan desarrollar.

 En un lado el PP. Hemos visto a Mariano Rajoy todos estos días  en la campaña, fiel a su estilo,  con palabras huecas como: “quizás”, “depende“ o el ”según se mire”. Todo demasiado incierto en quien le quedan días para hacerse fuerte en La Moncloa. Quizás vea lo sucedido en Italia y Grecia y no se atreva a “mojarse el culo”, vaya ser que se lo lleven a él también. 

 Al otro lado, el PSOE, con un candidato, Rubalcaba, empeñado en parar una derrota que puede ser histórica para su partido, aludiendo, de nuevo, al miedo a la derecha, una estrategia que ya no rinde como en los años del tándem Felipe -Guerra. No, porque no siga  siendo eficaz (no creo que sirva de mucho entre las (mal) llamadas clases medias), pero seguramente es que no tiene otra munición para atraer a los votantes que en su día apostaron por la marca PSOE.

 Y por último, Izquierda Unida, como tercera fuerza política del país, creo que es la opción más seria para romper el bipartidismo, para luchar contra la dictadura de los  mercados. Porque,como dice Alberto Garzón, “hay que cambiar los conceptos izquierda-derecha con los de arriba y los de abajo “ Es necesario parar esta política neoliberal que marcan los mercados y los de "arriba", capaces de sustituir gobiernos democráticos por gobiernos de su confianza.Como ha pasado en Grecia e Italia. Por eso, porque me siento con los débiles, porque sé que Izquierda Unida, junto a los sindicatos, será un dique de contención ante esas políticas que pagamos los de siempre, "los de abajo", por eso voy a votar a Izquierda Unida. 

Porque aunque estoy de acuerdo en muchas cosas de las que propone el 15 M. Otras, disiento radicalmente, creo que recomendar abstenerse o votar en blanco, no es luchar contra el bipartidismo de este país, es darle más poder a los poderosos. El 20 N es una fecha muy importante, hay que derrotarlos en su propio terreno. Votando. La abstención y el voto en blanco benefician a los grandes partidos y, en este caso, al PP. No debemos desperdiciar el poder que nos da una papeleta.

Voy a  hacer mío lo que dijo un día Saramago: “Hay dos grandes potencias en el mundo: una es EEUU, otra eres tú”. En nuestras  manos está. Empecemos a mover el culo. El domingo hay que votar. Yo Votaré a Izquierda Unida

No hay comentarios:

Publicar un comentario