!Oju, que frío!

Ojú, qué frío!” es la frase más repetida en estos días a todos los sitios que vas. Pero viene a cuento esta frase por mis conversaciones virtuales en ese invento que se llama facebook, en relación con el frio que hace fuera del poder, que algunos en estos días están trabajando ,a marchas forzadas, para bajarse del "coche oficial".Solo hay que ver los problemas internos tanto en el PSOE andaluz o en IULVCA.  Hablando con mis “amigos virtuales” del Face me vino a la mente aquel maravilloso poema de Pepe Hierro "Ojú, que frío". que dedicó en su Libro de las Alucinaciones (1964) un poema a "Los andaluces". Había coincidido con muchos andaluces en las cárceles franquistas, los recordaba temblando de frío, con sus pocas ropas; los más pobres. Coincidió con ellos en las cárceles de Ocaña, de Burgos,o en El Dueso. Decían en los inviernos castellanos: “Ojú, que frío”; no “Que espantoso, tremendo, injusto, inhumano frío”. Resignadamente: “Oju, que frío...” 
 Lo dicho: en esta tarde de domingo e invierno y al lado de la estufa de mi casa "Oju,que frío hace fuera del poder"

José Hierro 
LOS ANDALUCES 

Decían: “Ojú, que frío”; 
no “Que espantoso, tremendo, 
injusto, inhumano frío”. 
Resignadamente: “Oju, 
que frío...” Los andaluces... 
En dónde habrían dejado 
sus jacas; en dónde habrían 
dejado su sol, su vino, 
sus olivos, sus salinas. 
En dónde habrían dejado 
su odio... Parecían hechos 
de indiferencia, pobreza, 
latigazo... “Ojú, que frío”. 
Tiritaban bajo ropas delgadas, 
telas tejidas para cantar y morir 
siempre al sol.Y las llevaban 
para callar y vivir 
al frío de Ocaña y Burgos, 
al viento helado del mar 
del Dueso... Los andaluces... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario